Instagram

Seguidores

Loading...

miércoles, 2 de mayo de 2012

¡¡¡¡¡La hora Magica de las Patarras¡¡¡¡¡¡¡

Tras varios Whatsapp recibidos por mi gran amigo Jorge, y mis propias ganas  de  experimentar una modalidad de pesca desconocida para mi, esta  vez no me he podido resistir,  he doblada la espalda y sucumbido a los encantos de este gran esparido.

La dorada, o ¨Patarras¨ como el las llama.

Su cabeza es maciza ( recuerda a la del pargo), tiene una típica mancha dorada entre los ojos , con un dorso gris, como he dicho antes me recuerda al pargo en muchos aspectos, y sobre todo en el combate, que forma de darse la vuelta, que maravilla.



A eso de la cinco de la tarde embarcamos rumbo al pesquero que el creía oportuno, con una marea no muy amplia, con una luna cuarto creciente  (a el no le gustan mareas muy vivas), nos dispusimos a fondear, largando dos arpeos uno en popa y otro en proa, de esta manera evitaremos el borneo del barco, con el cambio de marea .


Ya fondeados empezamos a preparar las cañas ,  aquello parecía el muelle debajo de mi casa, madre mía vaya arsenal de cañas, parecían los seguidores del Athletic de Bilbao en Manchester, por todos los lados, siguiendo instrucciones del patrón en todo momento, me dispuse a montar las cañas y los aparejos como el  me decía, tras empezar a largar las cañas , con sus correspondientes cebos, (calamarro, navaja, americano.....), nos  sentamos a la espera de la hora mágica.



Debido a mi inexperiencia, y pensando en las largas esperas, yo me embarque con mi caña DaiwR´Nessa Eggi , para ver si tenia la gran suerte de encontrarme con alguna gibia,  mi caja de vinilos y caña  de rockfishing adquirida recientemente, para ver como navegaban los vinilos para probarlos otro  día con mas exactitud y en un escenario idóneo, osea un paquete de pipas para matar el rato.
 Grato Error,  es una pesca que estas constantemente en movimiento y mas en la hora mágica, tras varias picadas, picadas fallidas, algas en los aparejos,etc...., aparte mis pasatiempos, y me dedique a ayudarle. 
 Tras la primera picada, mi error fue coger la caña en el acto, la dorada es un pez que primero engulle lo escupe y luego vuelve a comer, osea generalmente hay que ser paciente y dejarla comer.





La hora mágica, así lo llama la media hora antes y después del cambio de marea, tuvimos el infortunio de un viento horrible, que no aparecía por ninguna parte en el windguru, pero esto no iba a echarnos el día por la borda,  pero si incomodarnos,  tras hacer revisión de todos los cebos, bingo , una de las cañas se doblaba en condiciones, como buen anfitrión Jorge no quería coger ni una caña, dos vueltas de carrete y cachete para afirmarla, en cuanto recoji ya le dije que no era un pez grande pero ya empecé a notar sus encantos, unas cabezadas preciosas, tras el report de fotos, volvimos a largar y de nuevo otra picada, cogí la caña, y esta vez ya note el encanto de estos esparidos, uffffff, que gozada.


Tras un leve parón y varias picadas fallidas, tocaba revisión de cebos, tras quitar algas, algún cebo magullado, su turno era el de el,  justo aproximadamente a la mitad de la hora mágica empezó unos de los carretes a silbar, como si se hubiera cogido en la hélice,madre mía,  el resultado vosotros mismos juzgareis.





Ya para acabar tuvimos varias picadas mas alguna, inferior al kilogramo y con un besito de vuelta al agua.












No puedo mas que desde aquí dar las gracias a mi amigo Jorge por esa hora mágica que una tarde de mayo me hizo pasar, gracias Jorge.


4 comentarios:

  1. Hola Aitor,

    Bonitas doradas os marcais por ahí arriba... un pescado noble y batallador, que sin duda en la mesa pocos rivales tiene.
    Saludos
    Alex

    ResponderEliminar
  2. Patarras como las llama el ,lo ndel tamaño cuestion de suerte jeje, fui con un maestro de este arte como tu, la pelea preciosa, la verdad una tarde para grabar en el disco duro, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Con menudo elemento te has ido a pescar, me parece a mi que la huele el canalla, animate y embarca con el de vez en cuando que esta pesca merece la pena, Jorge es un adicto a ella.

    ResponderEliminar
  4. Es adicto a todo lo que hay en el mar, repetiré, como no¡¡¡¡¡¡ , buena compañía peces, poco tiempo, quien quiere más????, ahora toca evolucionar un poco y empezar con las gomas como vosotros las llamáis, ayer estuve un rato y nada, bueno ya tocaran¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar